miércoles, enero 18, 2017

Infección urinaria en el niño.

Algunas consideraciones.
Es más frecuente en los prematuros y los de bajo peso al nacer.
Durante los primeros 3 meses de vida es más frecuente en los niños, después de esa edad en las niñas.
En todo cuadro febril es necesario sospechar una ITU, a menor edad aumenta la probabilidad especialmente en los menores de un año.
La recurrencia( 50-80%) es mucho mayor en las niñas durante los primeros 3 meses. En los niños es de un 30%.
Los factores de riesgo son el reflujo vesicoureteral (RVU), y las disfunciones digestivas y vesicales.
La E Coli es el germen más frecuente que ocasiona una ITU.
El adenovirus y la E Coli son los responsables de la mayoría de las cistitis hemorrágicas.
La cistitis por adenovirus es benigna y autolimitada.
El lactobacillusspp., el Corynebacterium spp.,y el streptocococ alfa hemolítico son gérmenes habituales de la zona priuretral y en la mayoría de los casos que se aislan en orina corresponde a contaminación.
El vaciamiento vesical completo y frecuente es el mejor mecanismo de defensa.
La disfuncción del tracto urinario inferior, la vejiga neurogénica y la constipación son factores predisponentes.
Se estima que el 1% de los niños no circuncidados y el 0,1% de los niños circuncidados presentará una ITU durante el primer año de vida.
Se recomienda la circuncisión en los recién nacidos cuando existe hidronefrosis perinatal y reflujo vesicoureteral.